Arran-rran-cando.

Pedimos disculpas por el período de inactividad, y por haber retrasado por tanto la aprobación o respuesta a los últimos comentarios. Más aun sentimos que el retorno haya tocado con este mensaje insitucional que D. Juan Miguel Mendoza, director del centro, nos ha enviado, y que reproducimos íntegramente (sin censura) para que conste en web.

Como director de este instituto que soy (o estoy), quiero saludar con gozo el comienzo de un nuevo curso plagado de buenas expectativas, que nace marcado por la bajada de la prima de riesgo y ….

Bueno, ya en serio. Todavía no sé cómo, hemos conseguido comenzar el curso en la fecha prevista y en condiciones de bastante normalidad. Nuevas caras por la parte baja (1º de ESO), pero también por las alturas: Ciclos Formativos, alumnado de Bachillerato y ESO que se incorpora a la residencia… El reencuentro con el alumnado del curso pasado – cómo cambian en dos meses y medio-, provoca alguna sorpresa. Algunos veteranos del Aula de Convivencia parecen transformados (otros no, vuelven como nos dejaron, con ninguna gana de trabajar; aunque cada vez con menos gracia).

El curso que comenzamos nace con nuevos retos y con algunos problemas que, de persistentes, terminarán haciéndose males crónicos y endémicos: la precariedad del servicio de limpieza, la falta de espacio útil, la senectud y escasez de algunos recursos, la mala gestión de los residuos, el vandalismo… Zamora no se tomó en una hora.

En lo positivo, me quedo con el reto de transformar nuestra biblioteca en un lugar de encuentro cálido y acogedor,  disociarla de la imagen del “castigo” y convertirla en un espacio para el aprendizaje.  Confío en la barita mágica de nuestra hada Gema.

Me quedo, también, con el reto de que los dos años de intercambio escolar con Questembert culminen con el hermanamiento de las corporaciones locales. Si dependiera de un discurso de Elisse se aprobaba nuestra candidatura, seguro.

Me quedo con el reto de mejorar a toda costa nuestra coordinación con la Residencia Atalaya, con quien compartimos la ardua labor de ser durante la semana a la vez docentes, educadores, familia… de tantas personas que nos importan tanto a tantos. A ver si mamá Isa y el tito Julio consiguen mantenerlos en cintura, con la ayuda de todos.

Y como no, con el reto de que el recien naciente Departamento de Convivencia, bajo la batuta de Carmen Gómez, ayude a que nos queramos más y despeje las dudas y excepticismo que acompañaron su parto.

Se suman a la tripulación para mantener este barco a flote nuevas caras. Algunas vienen para quedarse, al menos un tiempecillo. – Hi Montse, salve Inmaculada. Otros los hemos firmado por un año, pero ya están remangados: Antonio Javier, Amparo, Begoña, Mª Carmen y Daniel.  Esperemos que sobrevivan al gélido invierno de Cogollos y que salgan curados.

Comencemos pues la singladura, y que el curso que arranca nos depare buenos momentos que compartir. Los malos vendrán solos, o acompañados.

NON NOBIS

Anuncios
Categorías: General | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: