CRÓNICAS DE LA BRETAÑA (capítulo VII).

De nuevo el día amaneció despejado, aunque con el típico vientecillo bretón que corta el cutis y demanda algo de abrigo. Hoy tocaba poner rumbo a Vannes.

Capital del departamento de Morbihan fue fundada hace más de 2000 años, la antigua Darioritum de los romanos. Se asienta en la cabecera del mismo Golfe de Morbihan, en la desembocadura de dos ríos, el Marle y Vincin. Ciudad de mercado y ligada al mar. Su nombre proviene de los vénetos, un pueblo celta marinero. Sede episcopal en el siglo V, desarrolló su red urbana entorno al Chateau du Motte, construido en el siglo X. También Vannes se caracteriza por el culto a San Vicente Ferrer, un monje valenciano que murió aquí en 1419 y cuyos restos descansan en la catedral.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pues de todo esto y muchísimo más estuvo disertando nuestro querido mosquetero Portos al tiempo que nuestros alumnos y alumnas escuchaban y tomaban notas, sí, sí, escuchaban y tomaban notas. Increíble, ¿verdad?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tras la disertación tocaba comprobarlo sobre el terreno, y así fue que nos adentramos en las bulliciosas callejas animadas por su mercado al aire libre, contemplamos la arquitectura medieval de las casas, la Catedral de San Pedro, de estilo gótico, atravesamos las diversas puertas de la ciudad medieval, paseamos alrededor de sus murallas y vimos su puerto.

Y bueno, tras el trabajo y la pequeña caminata tiempo de recreo para disfrutar más tranquilamente del ambiente de la ciudad, y aprovechar la ocasión para comprar algún recuerdo-regalo para familiares y amigos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El tiempo pasó deprisa y allá que nos dispusimos a coger de nuevo el autobús para volver a Questembert, y eso eran palabras que no gustaban porque nos recordaban que nuestra estancia en la Bretaña iba llegando a su fin.

A las 12 llegamos a las puertas del Collège Jean-Lup Chrétien para recoger a nuestros correspondants que, al ser miércoles, no tienen clase por la tarde. Y desde esa hora hasta las nueve cada cual volvió a “su casa” con tiempo para almorzar, merendar, cenar, hacer la maleta y comenzar el ritual de la amarga despedida.

Y así fue como todos nos encontramos de nuevo a las puertas del Collège Jean-Lup Chrétien. Foto de familia, entrega de premios, abrazos, agradecimientos, carga del equipaje, abrazos, llantos, llantos y agradecimientos, y más llantos y más llantos… ¡Ufffff! Emociones tan fuertes, tan cargadas de sentido y sentimientos que las lágrimas brotaban como expresión de la felicidad desbordada.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nuestro autobús arrancó y entonces sí, arriba… y hasta la próxima. Merçi, merçi beaucoup, chers amis.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios
Categorías: General, Noticias | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: