AQUEL 13 DE MARZO DE 2020

Además del miedo, la saturación del sistema sanitario, la enfermedad y la muerte, que eran los principales dramas, hubo la histeria de las legumbres y el papel de váter y muchas otras miserias, todo el mundo en casa aquel mes de marzo, pero se evidenció que no todo el mundo tenía casa, y que no todo el mundo vivía con quien quería, que había gente que tenía miedo de la persona con quien compartía techo y cama. No fue bonito, no. 

Y fue duro darnos cuenta de que el contacto era lo más bello que teníamos, pero no podíamos tocarnos. Saber que nos quedaba la palabra pero muchas personas no tenían con quien hablar. Que otras, aun queriendo hablar, no tenían nada que decir.

Recuerdo también que, al principio, salíamos al balcón a aplaudir a los profesionales de la sanidad y que, pasado el tiempo, la conciencia y la reflexión, les aplaudíamos no solo a ellos, sino a la red pública que apuntalaríamos, a las redes comunitarias, a la nueva organización social que ya íbamos intuyendo y que pondría la vida en el centro: la casa, la vida sencilla, la naturaleza, el tiempo para vivirla.

Pero continuo otro día, otro día y la historia aún no ha terminado. Eso es algo que también aprendimos aquel mes de marzo de 2020. 

Si el 13 de marzo de 2020 alguien nos hubiera dicho que el 13 de marzo de 2021 estaríamos vacunándonos, simplemente no lo hubiéramos creído. Ahora, en el peor de los casos, la vacuna mejorará sustancialmente nuestra vida. No diré yo que todo dejará de ser tremendo, porque las consecuencias de esta pandemia en nuestra economía o en nuestra salud física y mental tardarán en marcharse, pero parece evidente que con un par de pinchazos lo peor habrá pasado. Nunca me atreveré a decir que las cosas volverán a estar bien, pero evidentemente afrontamos los mejores momentos de la vida desde el mes de marzo de 2021.

Que esta última etapa sea lo menos dañina posible, que la ola que viene sea más marejada que tsunami, depende únicamente de nosotros.

Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: